EID AL-FITR Y LA TERANGA SENEGALESA

Algo olía diferente aquel día. Después de convivir con la familia Sane durante todo el mes del Ramadan, en el pequeño pueblo de Niaguis, el día 6 de Julio daba la bienvenida a Eid al-Fitr o Eid Mubarack, día especial donde millones de musulmanes en todo el mundo celebraban el final del Ramadan.

20160705-_DSC0105-2

  Podía percibir alegría, emoción, amabilidad…casi cada rostro dejaba entrever una sonrisa propia de días especiales, de momentos que rompen la rutina, como cuando nos despiertan para ir de excursión en la escuela, como cuando, sobre todo en la niñez, se acerca el día de nuestro cumpleaños.

No se porque pero, el transcurso de ese día me hizo trasladar a la infancia en mi pueblo, Aielo de Malferit, en días de fiesta mayor. Las procesiones, la salida de los santos y las vírgenes, las bandas de música, las oraciones y rezos dentro y fuera del templo, la escucha atenta, o no, al cura, construyendo discursos y reflexiones varias sobre la vida. La gente con sus mejores galas haciendo « el paseillo » por el pueblo, saludando a tíos, tías, sobrinos, vecinas..

20160706-_DSC0163-3

Por supuesto no podía faltar la comida. Después de un mes de ayuno, toda clase de animales, esperaban su destino final, una gran comida familiar. Gallinas, cabras, corderos…dependiendo del poder adquisitivo de cada familia, iban a alimentar estómagos hambrientos y deseosos de, al menos ese día, echar al cuerpo algo más que arroz con pescado o pan.

Para los que no somos musulmanes, evidentemente podíamos comer cuando quisiéramos en Ramadán. No obstante, quise probar los últimos cuatro días. Quise unirme al ayuno diario, incluida la ausencia de bebida. No es fácil, sobretodo cuando no estás acostumbrado. Lo tomé como ejercicio de autocontrol. Después pude entender más y mejor, lo alegre que estaba la familia cuando se acercaba la puesta de sol dónde, los bocadillos, junto con el té o el café, llenaban estómagos vacíos y gargantas sedientas.

20160706-_DSC0179-3

Un echo a destacar es que musulmanes y cristianos conviven en perfecta armonía. Unos van a las celebraciones de otros y al revés. Bastantes veces, en países de conflicto religioso, se ha puesto a Senegal como ejemplo de convivencia, de paz y tolerancia entre las religiones.

No obstante, creo que estaremos de acuerdo en que ciertas tradiciones tienen que ser modificadas, adaptadas, ajustadas…para evolucionar hacia la igualdad de género, hacia el respeto, hacia la consecución de derechos sobre el trabajo, hacia la calidad en educación, la sanidad, los servicios sociales…Durante este mes en Senegal, he hablando con personas críticas con algunas de sus costumbres. Por ejemplo, la familia senegalesa y/o africana tiene que reducirse para ofrecer mayores y mejores oportunidades a sus hijas/os. El rol de la mujer debería evolucionar hacía patrones más igualitarios, con más derechos.

Por eso, AFRICAHUGS se centra y centrará en la educación, la que ayuda a pensar, mejorar, preguntarse, cuestionarse los diferentes modos de vida. ¿Qué es la educación si no?. Y por otra parte, visibilizar, valorar, plasmar con detalles el papel de africanos y africanas que con sus ideas, planes, objetivos…pretenden cambiar, mejorar, desarrollar su entorno más inmediato.

20160706-_DSC0219-3-2

Un mes aprendiendo de la gente, de la cultura, de las tradiciones, de la « Teranga », ese término que describe la simpatía y la hospitalidad propia de los habitantes de Senegal. Cada día, cada minuto, cada segundo, he podido sentir ese gesto de acercamiento, de humanidad, de hacerme sentir como en casa.

20160706-_DSC0223-3-2

Todavía nos/me falta mucho que aprender de África. Todavía AFRICAHUGS tiene un largo camino por delante, una gran travesía que, con energía y vuestro apoyo espera completar y poder plasmar en este espacio virtual. El próximo lunes 11 de Julio estaremos en Guinea Bissau. Sería todo un placer poder contar con vuestro apoyo, leyendo cada historia, opinando, compartiendo